Barrio PIlkhana, la ciudad de la alegría

Este programa de cooperación para el desarrollo nace de la mano de Antonio Mesas que llega a Calcuta para trabajar como voluntario con las Misioneras de la Caridad y decide quedarse para hacer realidad este proyecto.

En los comienzos, se unió a su empeño un pequeño grupo de personas, que formaron la Asociación “Un ladrillo en Calcuta”, empezando a trabajar en colaboración con la ONG india Seva Sangh Samiti, fundada en 1968 por el sacerdote francés padre Laborde, cuya vida fue recreada por el periodista Dominique Lapierre en su libro La ciudad de la alegría.

La primera iniciativa fue una casa de acogida para niñas, Anand Bhavan, que se inauguró en abril de 2006 y un año más tarde nos incorporamos a la gestión de un centro médico en el barrio de Pilkhana, proyectos que hoy continúan funcionando, siempre en colaboración con la misma ONG local.

En 2010 el proyecto se integra dentro de Fundación Ananta, tomando el nombre de “Colores de Calcuta”. Durante estos cuatro años se avanza en su consolidación. A finales de 2013, Colores de Calcuta comienza una nueva etapa, constituyéndose como Fundación con el objetivo de crear una estructura que garantice la sostenibilidad de los proyectos, valiéndose de toda la experiencia del trabajo realizado hasta ahora y sumando nuevas iniciativas para la puesta en marcha de futuros proyectos.