En el barrio donde trabajamos nos encontramos con muchas mujeres de familias que viven bajo el umbral de la pobreza, que nunca accedieron a la escuela o la abandonaron a edades tempranas para dedicarse a tareas domésticas dentro de sus familias, cuidando a sus mayores y hermanos.

El taller de mujeres artesanas nace en 2011 con el objetivo de proporcionar una formación profesional y una oportunidad laboral a estas mujeres, que necesitan encontrar una forma de generar ingresos para ayudar a mantener a sus familias. El taller ofrece esta oportunidad a través de la artesanía, partiendo de sus habilidades manuales, además de crear un espacio donde se sientan valoradas y respetadas y puedan desarrollarse como personas.

El taller ha sido posible gracias a su integración dentro de CRC, empresa de Calcuta que forma parte de la red de Comercio Justo Internacional y al apoyo en España de Bordar & Co.

En estos momentos, el taller lo integran más de 20 mujeres y ha dado un paso hacia la autogestión convirtiéndose en cooperativa, bajo el nombre de Swikriti (en bengalí significa, “reconocimiento”).