Calcuta (Kolkata), capital del estado de Bengala Occidental, cuenta con una población de más de 15 millones de habitantes, siendo una de las ciudades con mayor densidad de población dentro de India. Muchas de estas personas habitan en grandes suburbios situados cerca de los asentamientos industriales. Nuestra labor se desarrolla en uno de estos suburbios, o barrios marginales, llamado Pilkhana, más conocido como “la ciudad de la alegría”, situado en Howrah, distrito industrial de Calcuta.

Barrio de Pilkhana, «la ciudad de la alegría»

Pilkhana es uno de los barrios marginales (slums) más extensos de Calcuta, con una población estimada de 400.000 habitantes.  Viven en condiciones de extrema pobreza: aglomeraciones de infraviviendas, carencias de infraestructuras básicas, de servicios urbanos y equipamientos sociales.

Muchos de los habitantes de esta zona son inmigrantes de zonas rurales del mismo estado de Bengala Occidental y del estado vecino de Bihar, que acuden a la ciudad en busca de trabajo. Son familias numerosas, en las que convive la familia extensa. De esta forma, afrontan las dificultades de una situación socioeconómica precaria y cubren las necesidades de sus miembros.

Los ingresos con los que cuentan las familias son escasos e inestables, procedentes de trabajos temporales sin cobertura social ninguna, situándolos bajo el umbral de la pobreza.

En materia de salud, a las duras condiciones de vida, se suma una sanidad pública con recursos insuficientes para la gran densidad de población. Encontramos además un alto índice de analfabetismo, entre las madres y los padres, que incide en las pautas de crianza y en el desarrollo de niñas y niños. Por otra parte, la educación pública no es gratuita, lo que dificulta el acceso a la escuela.

 

En este contexto, nuestro programa de cooperación para el desarrollo trata de promover oportunidades de desarrollo, personal y comunitario, y en estos momentos, proporcionar apoyo a las personas que están enfrentando esta pandemia en una situación de mayor vulnerabilidad, exclusión y pobreza.

Contraparte local: Seva Sangh Samiti

En el barrio de Pilkhana, trabajamos en colaboración con la ONG local Seva Sangh Samiti (en bengalí significa Organización de Ayuda Mutua).

Seva Sangh Samiti fue fundada en 1968 por el padre Laborde, sacerdote francés cuya historia fue reflejada en la novela La ciudad de la alegría, de Dominique Lapierre. El padre Laborde llegó al barrio de Pilkhana en los años 60, uno de los barrios marginales (slums) más extensos de India, y al conocer la situación de extrema pobreza decidió quedarse. En un primer momento formó un pequeño comité integrado por habitantes del barrio, que se estableció como asociación en 1968, y que poco a poco fue creciendo, desarrollando su labor de forma continuada durante más de cincuenta años.

El equipo de Seva Sangh Samiti que trabaja en los proyectos de nuestro programa de cooperación para el desarrollo está formado por 33 trabajadores locales (16 mujeres y 17 hombres). Muchos de ellos son habitantes del mismo barrio de Pilkhana, a quienes se les ha proporcionado la formación necesaria para llevar a cabo su labor; junto a ellos forman equipo profesionales de la zona, aportando su conocimiento, experiencia y compromiso. Esto permite una integración plena dentro del barrio y hace posible que sus habitantes sean el motor para el desarrollo de su comunidad.

Seva Sangh Samiti está inscrita desde 1968 en el Registro de Sociedades del estado de Bengala Occidental Nº. s/8870 de 1967-1968. Asimismo está registrada en el Ministerio de Asuntos Interiores del Gobierno Central de India en Nueva Delhi, con el Nº 147000036 desde el 25 de Abril de 1985.

www.sevasanghsamiti.org